El Caminante

No importa de donde vienes, lo importante es hacia donde te diriges...

 

Frase del día: "Un amigo es uno que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere..."

Elbert Hubbard
¿Más Frases?


¡Sitio web del mes!

Sitio web del mes

Este mes no puedes dejar de visitar PoesiasWeb, maravilloso sitio argentino donde encontrarás cuentos, poemas y escritos de los más variados y talentosos autores latinoaméricanos.

¡El Ultimatum Evolutivo!

Grandes Documentales Marcianos

Desde el planeta marte nos envían este video, de la serie "Grandes Documentales Marcianos". En él, el Profesor Setemius, de la Academia Marciana, realiza un análisis acertado de una especie en peligro de extinción, el Homosapiens. Ver video

¡Saludos visitante!

Cada día trabajamos para brindar a quienes nos siguen el mejor contenido.

Recuerda que si deseas compartir algún material puedes enviarlo a nuestro correo y lo publicaremos.

Además, es importante que sepas que tanto esta como la mayoría de páginas web actuales sólo se visualizan bien en un navegador moderno.

Te invitamos a conocer el mejor navegador web de la actualidad Descarga Firefox.

Reflexiones

El toque de la mano del maestro

Estaba maltratado y marcado de cicatrices, y aunque pensó que no valdría la pena malgastar tanto tiempo con el viejo violín, el subastador lo sostuvo en alto, sonriendo.
«¿Qué me ofrecéis, amigos?»—preguntó—.
«¿Quién quiere empezar las ofertas?».
«Un dólar, un dólar...»
y después, ¡dos! ¿Sólo dos?.
«Dos dólares, ¿quién me da tres?».
«Tres dólares, a la una; tres dólares, a las dos; a las...»

Pero no, desde el fondo del salón, un hombre de pelo gris Se adelantó a coger el arco y, después de sacudir el polvo del viejo instrumento y volver a tensarle las cuerdas, tocó una melodía tan dulce y tan pura como las canciones que cantan los ángeles.

Terminada la melodía, el subastador, en voz baja y grave, volvió a preguntar;
«¿Cuánto me ofrecéis por el viejo violín?»
Y levantó el violín y el arco.
«Mil dólares, ¿quién ofrece dos?,
¡Dos mil, a la una! ¿Quién ofrece tres?.
Tres mil, a la una; tres mil, a las dos, y tres mil;
a las tres, ¡adjudicado!»
, concluyó.

La gente aplaudía, aunque algunos lloraban:
«No entendemos bien qué fue lo que cambió su valor», preguntaban, y la respuesta fue rápida:
«El toque de una mano maestra».

De ese modo más de un hombre de vida desafinada, marcado por los golpes y cicatrices del pecado, como al viejo violín, se lo ofertan barato a los indiferentes, por un plato de sopa, por un vaso de vino; y hecha la jugada, sigue su camino.
«Adjudicado» una vez, y «adjudicado» la segunda, «Adjudicado», y casi «está vendido».

Pero llega el Maestro, y la multitud estúpida jamás alcanza a entender del todo cuál es el valor de un alma, ni el cambio que opera el toque de la mano del Maestro.

Myra B. Welch


Valora esta reflexión

ID204 Rating: 6.7/10 (13 votos emitidos)


Anterior | | Ir al índice | Siguiente

El ser que amaba Por:Yolanda Peraza

El ser que amaba no eres tú pero me traes su recuerdo. El ser que amé, con la in...

Leer más »